Sistemas Productores de Biogas

Los sistemas de producción de biogas utilizan bacterias para descomponer la materia orgánica húmeda como estiércol, aguas residuales, desperdicio alimenticio. Esto produce el biogas, una mezcla de metano, dióxido de carbono, y un residuo semi-sólido. El biogás se utiliza como combustible para cocinar, iluminar, o para generación de electricidad. El uso de biogás puede ahorrar el trabajo de recopilación y uso de leña para cocinar, minimizar el humo dañino en los hogares, y reducir la deforestación y las emisiones de gases de efecto invernadero. Las instalaciones de biogas pueden mejorar el saneamiento ambiental, y el residuo es útil como fertilizante. Una simple instalación de biogás tiene un contenedor para mantener la materia orgánica descompuestas y agua (lodo), y otro recipiente para recolectar el biogas. Junto con esto debe estar presente un sistema para llenar el tanque con el material orgánico (materia prima), un sistema para transportar el biogas hasta el lugar donde va a ser utilizado y el sistema para eliminar los residuos